Una solución a la hora de cambiar las puertas de tu casa o de tu oficina es la de las puertas correderas de cristal.
Las puertas correderas de cristal ofrecen una doble solución para el espacio en el que vayan a estar ubicadas, aportando mayor amplitud así como un aumento de la iluminación de las salas. El hecho de evitar la apertura angular de una puerta tradicional aportará una reducción del espacio utilizado para ello, generando la sensación de que desaparece cuando está abierta. Además, estas puertas de vidrio templado o laminado, ofrecen una mayor entrada de luz y distribución de la iluminación en las diferentes habitaciones. Adicionalmente, el vidrio utilizado para estas puertas cumple las exigencias de aislamiento acústico, térmico y de seguridad necesarias.
Las puertas correderas de cristal son una solución ideal para unir salas o habitaciones complementarias, como el salón con la cocina o una habitación con un vestidor.

Puertas correderas de cristalPuertas correderas de cristal
En cuanto a los tipos de puertas correderas encontramos las puertas correderas con guía exterior y las puertas empotradas. Las primeras son una opción rápida y práctica ya que no requieren de una obra de instalación y pueden colocarse externamente con una guía de aluminio. Su parte menos favorable es la necesidad de dejar algo de espacio para el movimiento de apertura de la puerta, donde no se podrán colocar muebles u objetos.Las puertas correderas empotradas, se sitúan dentro de la pared, por lo que esta instalación requerirá un trabajo de obra que se compensa con la completa desaparición de la puerta de cristal al estar abierta.
Aparte de la utilidad y practicidad de este tipo de puertas, con esta elección se consigue una discreción particular, que hará de tu espacio un lugar elegante e iluminado.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola